Técnicas para aprendernos un guión de manera efectiva

Técnicas Para aprendernos un Guión de manera Efectiva


No todo el mundo se aprende el guión del mismo modo. Hay personas a las que se les Facilita el hecho de aprenderse un guión, como hay otras a las que no tanto.
Se trata de que saquemos el máximo partido a la manera que nos venga mejor aprenderlo y lo combinemos con otros métodos que nos ayuden a reforzar el aprendizaje. Teniendo en cuenta que si unimos varios métodos utilizaremos diferentes partes del cerebro y obtendremos mejores resultados.
Lo primero que tienes que hacer es analizar el significado del texto. ¿Tiene sentido? ¿Cuál es la intención de tu personaje, los obstáculos a los que se enfrenta y sus métodos para conseguir lo que se propone? ¿Cuáles son sus emociones? Hazte preguntas sobre tu personaje y sobre porqué actúa de esa manera, y no sigas adelante con el estudio hasta que lo hayas entendido completamente.
Más tarde puedes pasar a analizar el estilo y las palabras. Dedica una hora a analizar el texto y te lo habrás aprendido casi sin pensarlo.
 Dividir el guión en partes más pequeñas
Si el guión es suficientemente largo a veces no es fácil memorizarlo de golpe. Lo mejor en estos casos es dividirlo, pero no en cualquier punto. Sepáralo en secciones que tengan sentido siguiendo algún criterio lógico como las emociones de tu personaje, o antes y después de que otro personaje entre en escena.
 Repetir, repetir y repetir en voz alta

Se trata de que trabajes tu memoria auditiva. Repite las líneas una y otra vez en alto y despacio, escuchando tu voz en cada palabra.
Después de un tiempo tomando conciencia de cómo suena cada palabra, repítelo de carrerilla sin la puntuación. Muchos incluso recomiendan cantar el guión… Lo hagas como lo hagas, lo importante es que lo repitas cientos de veces. Intenta no poner estrés en ciertas palabras, y no lo repitas siempre igual para no fijar vicios que luego serán difíciles de quitar.
 Sacar partido a la memoria visual
Para sacar partido a este tipo de memoria puedes utilizar diferentes métodos:
Marca las partes en las que tienes especial dificultad, porque te ayudará a recordarlo con más facilidad. Subrayar tus líneas también te servirá para diferenciarlas bien respecto al resto de los personajes y encontrarlas fácilmente.
Copia también las líneas una y otra vez, sea a mano o con el ordenador, y utiliza colores para las palabras importantes.
Otros métodos, aunque menos utilizados, son el de las tarjetitas, y aunque no sabemos hasta qué punto funciona, algunos copian sus líneas con la otra mano (la izquierda si eres diestro), porque se dice que nuestro cerebro hace el triple de esfuerzo y se nos queda más grabado.
Ayudas externas

Déjate ayudar por algún amigo, familiar o pareja, y diles que señalen las partes en las que has dudado o en las que has cambiado palabras. No hace falta que actúes, sólo repíteles tu parte. 
 Grabarse
Dedicar un tiempo a grabarlo con el móvil,  viene muy bien para poderlo usar más tarde en el coche, el gimnasio o yendo a la compra.
Aquí tienes dos opciones: grabar la escena entera con todos los personajes o sólo las réplicas, con el suficiente espacio en blanco para tus líneas.
Es Importante Destacar que: 
Los guiones mal escritos son mucho más difíciles de memorizar. Si eres tú el que elije, por ejemplo, un monólogo para algún casting, asegúrate de que está escrito por profesionales.
Hacer descansos y estudiarlo antes de irte a dormir relajan el cerebro y ayudan a memorizar mejor.
Muchos actores creen que es suficiente memorizar durante los ensayos. Es cierto que así podrán sacar el trabajo adelante, pero no es la manera de hacerlo porque afectará la calidad de la interpretación. El ensayo es para perfeccionar, no para estudiar.


Yohanderson Teran 
Damirys Tineo

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CRUZ CATEGORIAL

Notas Marginales

Síntesis