"Diferencias entre actuación teatral, cine y televisión."

En este blog se les va a hablar un poco sobre las diferencias entre la actuación teatral, cine y televisión. Así poder dar un breve conocimiento a personas que desconozcan el tema y dar una idea a personas que crean que todo se basa en lo mismo que es "actuar".


La diferencia radica principalmente en el ritmo de trabajo entre cada uno, y la preparación que se debe de tener, por ejemplo el teatro exige mas por la forma en que se presenta al publico, en el cine no se puede desperdiciar recursos y las locaciones en su mayoría son complicadas de conseguir por lo tanto se tiene que grabar bien a la primera, y la televisión es un ritmo diferente aunque también tiene sus exigencias.



En teatro, la dificultad es el tiempo de ensayo que se requiere, pues hay que dominar todo a la perfección, ya que estas frente al público y cualquier cosa que hagas, bien o mal en ocasiones se puede notar, así que debes ser capaz de pensar muy rápido y manejar cualquier situación. Se requieren mucha imaginación y mucha concentración, se pone en juego una gran dosis de energía. Tienes por lo general más libertad a nivel físico, y la respuesta inmediata del público te ayuda a orientar tu trabajo. Pero como todos tus días no son iguales, es posible que la actuación no sea igual un día que otro. Una obra de teatro es por ello "siempre igual pero siempre distinta".










En cine, lo más dificultoso es esperar entre plano y plano, a veces las condiciones técnicas no son óptimas y hay mucha gente que tiene que trabajar para crear el ámbito en el cual vas a actuar. Salir y entrar muchas veces del personaje, eso cansa muchísimo. Está la limitación del cuadro, es decir, se trabaja para el cuadro que genera la cámara, y si te mueves mucho lo deshaces, hay que comenzar de nuevo. No se puede gesticular, levantar mucho la voz, ni "abrir" tanto la expresión como en el teatro, porque se vería sobre actuado, exagerado. Ya la cámara amplifica todo, lo importante es que el trabajo sea más "desde adentro" y menos desbordado. No hay reacción inmediata del público. La ventaja es que si algo sale mal, se puede volver a hacer hasta que salga bien. De manera que lo que ves en una película generalmente es lo mejor que el actor puede hacer. Y a veces el director o el editor te pueden "salvar".









En Televisión es parecido al cine, pero generalmente se trabaja en sets armados en interior, porque la producción necesita velocidad para bajar los costos, y no se puede estar luchando tanto con las condiciones acústicas o de luz, salvo en casos excepcionales. Normalmente se trabaja muy rápido, en tramos cortos, casi no se estudia el texto y no se repite nada salvo que haya salido muy mal. Las jornadas de trabajo suelen ser mucho más largas, los que hacen protagónicos prácticamente viven en el set de grabación.









Mayra Colina

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CRUZ CATEGORIAL

Notas Marginales

Síntesis