Técnica: Seis sombreros para pensar (en un guión).

Seis sombreros para pensar

Técnica creada por Edward de Bono a comienzos de 1980, para ilustrar los diferentes métodos de pensamiento empleados en los procesos de resolución de problemas. Con seis sombreros imaginarios*, cada uno de un color diferente, se representan seis modos diferentes de pensar, no como etiquetas, si no como pautas de pensamiento. Los colores usados comúnmente son blanco, negro, verde, rojo, amarillo y azul, pero aquel que aplica la técnica, debería elegir los colores según su gusto y necesidad. Es un método infantil, tal vez, pero efectivo a la hora de tratar diversos puntos de vista. Para el ejemplo usaré los colores sugeridos, con la esperanza de que cada usuario lo cambie:

v  S. Blanco: “los hechos son los hechos”, al ponerte ese sombrero recrearás el pensamiento racional y objetivo del personaje.
v  S. Negro: Prudencia, la lógica que prevé las cosas que pudieran salir mal.
v  S. Verde: Usa el pensamiento creativo, busca las ideas y percepciones innovadoras.
v  S. Rojo: Llama al terreno subjetivo, la intuición, emocionalidad y la impulsividad.
v  S. Amarillo: La lógica positiva, el soporte a las ideas, los beneficios del trabajo.
v  S. Azul: Control y gestión del proceso del pensamiento. También se usa para componer secuencias, resumir y llegar a conclusiones. En un grupo, es el que lleva el orden de cada sombrero por cada ronda.

Esta técnica se recomienda para explorar diversos puntos de un mismo tema, utilizando cada sombrero para representar un punto de vista o tipo de pensamiento. Para que funcione, hay que evitar usar un color demasiadas veces, si hablamos de una dinámica de grupo.

Un guión sufre innumerables ediciones a lo largo de un proyecto audiovisual, además cuenta al final con la elaboración de guión técnico y guión gráfico (storyboard), por ello solo se usará dicha técnica para la elaboración del guion literario. Pasaremos entonces por la idea, el  argumento, la sinopsis, el tratamiento y tendremos un guión literario; como escritores usaremos el sombrero azul, el resto de los colores para las voces subjetivas de los personajes, no por razones técnicas o planos. Si bien, bajo la misma idea cada escena y plano se podría dividir por colores, al igual que los personajes, indicando la intención de cada uno, nos concentraremos en la idea principal y el argumento de un guión.

Aquí, una pequeña tabla con las etapas de un guión:

v
Seis sombreros para pensar en un guión literario

v  Idea central o argumental: Un guión es una historia original o adaptada de una historia original[1]. Está compuesto por un inicio, desarrollo y final, dependiendo de nuestra historia, en el desarrollo encontramos la resolución del conflicto que elegimos para la historia. Una resolución de conflicto es la respuesta por la que nuestro personaje principal (o varios personajes), dan vida a la película[2]. Tendremos conflictos menores, que afectarán a unos cuantos personajes, pero el conflicto principal es el que se ve afectado o directamente provocado por las acciones de los personajes alrededor.
v  Argumento: El texto que nos dice de qué trata la historia. El formato de la historia puede repetirse, mas no el conflicto o a la resolución de conflicto planteada en el argumento. Planteamos el principio (dónde empieza la historia, la situación que define el conflicto), el desarrollo y los nudos (punto de confrontación y resolución) y el final (que de por sí ayudará a estructurar los elementos al objeto definido, la resolución del conflicto).
v  Sinopsis: Resumen de la historia de principio a fin, con orden secuencial de acontecimientos y estructura narrativa en tercera persona. Sirve para evaluar la calidad y tenerlo como referencia para la historia, pues debería tener todos los detalles posibles de esta: clímax, puentes, puntos intermedios, nudos, personajes principales y secundarios, etc.
v  Tratamiento: Es trabajo del guionista señalar los verdaderos pensamientos y sentimientos del personaje durante el tratamiento, explicando las acciones de los personajes, algo que quedará a la vista subjetiva del espectador pero debe estar explícito en el guion. A estas alturas deberíamos tener claro qué color de sombrero debería ir con cada personaje, aunque entre escenas se intercambien, cada personaje representa una voz subjetiva relacionada con un argumento. Tenemos uno o varios personajes principales que desarrollarán una interacción con otros personajes, cada uno significará una voz (y así un color) para nuestro personaje. Las acciones y los diálogos definirán el comportamiento de los personajes.

Pondré por ejemplo los primeros minutos de la película “El Graduado”: Benjamín (personaje principal, joven de 21 años), observa ensimismado la oscuridad, encerrado en su cuarto. Su padre interrumpe la meditación para apurarlo, tiene que bajar a la fiesta. Le preocupa, y a su madre también, lo que Benjamín planea hacer ahora que salió de la universidad. En ese breve intercambio podemos ver a la madre con el sombrero amarillo de la energía positiva, el soporte a los beneficios del trabajo. Sin embargo la intervención del padre no es positiva, aunque tampoco es negativa y por eso no llevaría un sombrero negro, su voz es la de los hechos; la búsqueda de trabajo una vez se terminaron los estudios.

Al bajar a la fiesta encuentra más sombreros blancos y amarillos, invitados de sus padres tan interesados como ellos en el futuro que pueda ofrecer para Benjamín, y lo que Benjamín ofrecerá a futuro. Hay que notar que ambos colores para ese personaje en particular representan monotonía, proviene de una situación económica acomodada. El primer nudo que encontramos en la historia es representado por el sombrero rojo, las emociones y la intuición; ese lo lleva la Sra. Robinson, una mujer casada, con una hija, que busca satisfacciones por fuera del matrimonio.

Los sombreros sirven para establecer el papel que tendrá cada personaje alrededor de Benjamin, así como las voces que se sentirá inclinado a escuchar. Durante la película vemos (continuando el ejemplo) que Benjamin con sus 21 años y la Sra. Robinson, no son muy asiduos a usar el sombrero negro, las voces que prevén los resultados negativos; si ella usa el sombrero rojo, para el Sr. Robinson SÍ podemos usar un sombrero negro, representaría la consecuencia; además parece saber del amorío entre el joven y su esposa. La hija de ambos, Elise, llevaría un sombrero verde, completamente ajena a lo que sucede entre su madre y Benjamin, representando la voz de las posibilidades. Por último, Benjamin llevaría (solo en lo que hemos recorrido de la película) el sombrero verde, el sombrero rojo y por último negro. ¿Qué lo llevará a cambiar de colores? Tenemos demasiadas motivaciones: Un amorío inconsciente, la promesa de un amor idílico y el misterio en la relación marital de los señores Robinson. Es común que el personaje principal cambie el color de su sombrero a medida que corre la historia, adoptará actitudes nuevas además de otras formas de pensar, evolucionando; al contrario, es poco común que los personajes secundarios usen tantos sombreros como el personaje principal, dichos personajes representan puntos de referencia contextuales en la historia del personaje principal. Se perdería el argumento si el sombrero negro del Sr. Robinson pasara a un brillante amarillo, apoyando el amorío entre su esposa y el Benjamín.

 Entre el equipo de producción, los más enterados del color de estos sombreros son los guionistas, el director y luego los actores. En orden de armar una buena historia hay que percibirla desde sus muchas perspectivas, las cuales se constituyen en cada uno de los personajes, y con ellas se llevan a cabo las acciones de las que dependen los nudos, el conflicto y el argumento de la historia.
Esta técnica se puede usar para generar ideas convincentes, seleccionar las oportunidades de acción que da cada personaje… En fin, ampliar el abanico de posibilidades a la que está sometida una historia en un guion. Se espera que al aplicarlo se sea consciente de las diferentes representaciones que puede tener el pensamiento y más al llevarlo a una acción, sea nuestra o de un personaje. Al final, ninguna historia existiría sin esta diversidad.

v
Referencias

v http://www.innovaforum.com/tecnica/sixhats_e.htm
v http://www.train4creativity.eu/dat/4555B4F0/file.pdf?635658126754616000

v
Abril Sarmiento Sec. 9

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CRUZ CATEGORIAL

Notas Marginales

Síntesis