Videos relacionados con las TIC

Loading...

Ultimas entradas

9 de marzo de 2010

COMPRENSIÓN LECTORA

EVOLUCIÓN HISTÓRICA
Desde principios de siglo, los educadores y psicólogos, han considerado su importancia para la lectura y se han ocupado de determinar lo que sucede, cuando un lector cualquiera comprende un texto. El interés por el fenómeno se ha intensificado en años recientes, pero el proceso de la comprensión lectora en sí misma no ha sufrido cambios análogos. Es por ello que se señala lo siguiente: cualquiera que fuese lo que hacían los niños y adultos, cuando leían en el antiguo Egipto, en Grecia o en Roma, y cualquiera que sea lo que hacen hoy para extraer o aplicar significado a un texto, es exactamente lo mismo. Lo que ha variado es nuestra concepción de cómo se da la comprensión; sólo cabe esperar que esta novedosa concepción permita a los especialistas en el tema de la lectura desarrollar mejores estrategias de enseñanza. UNA APROXIMACIÓN AL CONCEPTO DE COMPRENSIÓN LECTORA ¿QUÉ ES LEER? Es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cual, los lectores intentan satisfacer los objetivos que guían la lectura. Entrando en comunicación con los grandes pensadores de todos los tiempos, estableciendo un diálogo con el autor, comprendiendo sus pensamientos, descubre sus propósitos, hace preguntas y trata de hallar las respuestas en el texto. Es una lectura lenta, profunda, reflexiva y exhaustiva, aplicada con el ritmo propio de cada uno, haciendo una lectura general y buscando las palabras desconocidas (en un diccionario, libro, internet), de lo que se lee. Relaciona, critica, investiga y supera las ideas expresadas, conduciendo a una comprensión cabal de lo que está valorando o cuestionando. COMPRENSIÓN LECTORA La comprensión tal como se concibe actualmente, es un proceso a través del cual el lector elabora un significado en un proceso de interacción con el texto. En definitiva, leer, más que un simple acto mecánico de descifrado de signos gráficos, es por encima de todo un acto de razonamiento, guiando una serie de razonamientos hacia la construcción de una interpretación del mensaje escrito a partir de la información que proporcionen el texto y los conocimientos del lector. LEER PARA COMPRENDER Cuando un lector comprende lo que lee, está aprendiendo, en la medida en que su lectura le informa, le permite acercarse al mundo de significados de un autor y le ofrece nuevas perspectivas u opiniones sobre determinados aspectos. La lectura nos acerca a la cultura, siempre es una contribución esencial a la cultura propia del lector. En la lectura se da un proceso de aprendizaje no intencionado incluso cuando se lee pro placer. LECTURA EXPLORATIVA FRENTE A LA LECTURA COMPRENSIVA Para dominar un contenido, para comprenderlo, en resumen, para estudiar, se debe hacer una doble lectura: Lectura Explorativa: Es una lectura rápida. Su finalidad es lograr la visión global de un texto, a partir de lo siguiente: De qué trata:
  • Preparar la lectura comprensiva de un texto.
  • Buscar en un texto algún dato aislado que interesa.

Procedimiento:

  • Fijarse en los títulos y epígrafes*
  • Buscar nombres propios o fechas que puedan orientar.
  • Tener en cuenta que la idea más importante suele expresarse al principio del párrafo en el que luego se desarrolla, o al final del párrafo como conclusión de la argumentación.
  • Tener en cuenta que un mapa, una grafía*, un cuadro cronológico, etc., pueden proporcionar tanta información como la lectura de varias páginas: hay que observarlos.

*Epígrafes: Es el lema que, a modo de sentencia, pensamiento o cita de un autor conocido, viene a sintetizar la idea general o pensamiento de un libro o capítulo de éste.

*Grafía: Modo de escribir o representar los sonidos, y en especial, el empleo de tal letra o tal signo gráfico para representar un sonido dado.

Lectura Comprensiva: Es una lectura reposada. Su finalidad es entenderlo todo, siguiendo lo siguiente: Procedimiento:
  • Buscar en el diccionario todas las palabras cuyo significado no se posee por completo.
  • Aclarar dudas con ayuda de otro libro: atlas, enciclopedias, libro de texto; preguntar a otra persona (profesor, etc.), si no se puede hacer enseguida se ponen interrogantes al margen para recordar lo que se quería preguntar.
  • Reconocer los párrafos de unidad de pensamiento.
  • Observar con atención las palabras señal.
  • Distinguir las ideas principales de las secundarias.
  • Perseguir las conclusiones y no quedarse tranquilo sin comprender cuáles son y cómo se ha llegado a ellas.

Una lectura comprensiva hecha sobre un texto en el que previamente se ha hecho una lectura explorativa es tres veces más eficaz y más rápida que haciéndola directamente.

COMPONENTES DE LA LECTURA

La lectura se puede explicar a partir de dos componentes: El acceso léxico: El proceso de reconocer una palabra como tal. Este proceso comienza con la percepción visual. Una vez que se han percibido los rasgos gráficos (letras o palabras) puede ocurrir un acceso léxico directo, cuando nos encontramos con una palabra familiar que reconocemos de un solo golpe de vista; o bien un acceso léxico indirecto, cuando nos encontramos términos desconocidos o difíciles de leer. La comprensión: Aquí se distinguen dos niveles:

  1. Comprensión de las proporciones del texto: A las proporciones se las considera las “unidades de significado” y son una afirmación abstracta acerca de una persona u objeto.
  2. La integración de la información: Suministrada por el texto. Consiste en ligar unas proporciones con otras para formar una representación coherente de lo que se está leyendo como un todo.
MODELOS DE LECTURA
Modelo de procesamiento ascendente: Este modelo supone que el lector ha de empezar por fijarse en los niveles inferiores del texto (los signos gráficos, las palabras…) para formar sucesivamente las distintas unidades lingüísticas hasta llegar a los niveles superiores de as frase y el texto. Para seguir este proceso el lector debe descifrar los signos, oralizarlos aunque sea de forma subvocálica, oírse pronunciarlos, recibir el significado de cada unidad (palabras, frases, párrafos, etc.) y unirlos unos con otros para que su suma le ofrezca el significado global. Modelo de procesamiento descendente: No actúan como los anteriores, desde el análisis del texto a la comprensión lectora, sino en sentido contrario, desde la mente del lector del texto. Es decir, la lectura está dirigida por los conocimientos semánticos y sintácticos del sujeto. Modelos interactivos de la lectura: Son los enfoques más recientes y afirman que el proceso de comprensión está, como ya hemos dicho, dirigido en forma interactiva tanto por el texto como por el conocimiento del sujeto. METODO DE COMPRENSION DE LECTURA Método Robinson es una de las técnicas de estudio cuya finalidad es la de asimilar los contenidos con la mayor claridad y rapidez posible. EPL2R son las siglas de este método de estudio y recoge las 5 fases de este proceso metodológico:
  1. Explorar: En esta primera fase, Robinson recomienda una lectura rápida en la que nos fijemos en los índices, sumarios y el prólogo, lo cual puede ayudarnos.
  2. Preguntar: en una segunda lectura más detenida, pero también más activa, con una actitud crítica, se nos plantearán dudas. Estas cuestiones podrán ser resueltas bien por el profesor, bien por nuestros propios compañeros. De lo que se trata es de que no haya dudas en nuestra cabeza en cuanto al tema que estudiamos.
  3. Leer: deberíamos subrayar lo más importante, hacer esquemas y tener una visión bastante clara de lo que estamos estudiando.
  4. Recitar: nos contamos en voz alta y como si estuviéramos explicándolo a otra persona lo estudiado.
  5. Repasar: esta parte es fundamental, no sólo en vistas a los últimos minutos antes del examen, sino después de cada tema, para que todos los conocimientos queden fijados.

EL PROCESO LECTOR El proceso lector utiliza dos fuentes de información de la lectura:

- La información visual: que consiste en la información proveniente del texto.

- La información no visual: que consiste en el conjunto de conocimientos del lector.

Así, a partir de la información del texto y de sus propios conocimientos el lector construirá el significado en un proceso que, para su descripción, podemos dividir en:

  • La formación de hipótesis-
  • La verificación de las hipótesis realizadas.
  • La integración de la información y el control de la comprensión.

ESQUEMAS DE CONOCIMIENTO El interés respecto a nuestro tema radica en el papel que desempañan los esquemas en la compresión orientada al aprendizaje de textos:

- Proporcionan un aprendizaje mental de forma que la información textual rellena los huecos del esquema posibilitando la comprensión y reduciendo el esfuerzo mental del sujeto.

  • - Focalizan la elaboración de inferencias. Debido a que los textos no son completamente explícitos los esquemas proporcionan las bases para ir más allá de lo explícitamente afirmado.

CONDICIONANTES DE LA COMPRENSIÓN La comprensión de cada lector está condicionada por un cierto número de factores que han de tenerse en cuenta al entrenar la comprensión: - El tipo de texto. - El lenguaje oral. - Las actitudes. - El propósito de la lectura. - El estado físico y afectivo general.

Los factores que condicionan la comprensión desde el punto de vista del lector:
  • La intención de la lectura.
  • Lectura silenciosa integral: cuando se lee un texto entero con el mismo tipo básico de actitud lectora.
  • Lectura selectiva: guiada por un propósito ordenador o para extraer una vaga idea global.
  • Lectura exploratoria: producida a saltos para encontrar un pasaje, una información determinada.
  • Lectura lenta: para disfrutar de los aspectos formales del texto, para recrear sus características incluso fónicas aunque sea interiormente.
  • Lectura informativa: de búsqueda rápida de una información puntual tal como un teléfono en el listín, un acto en un programa, una palabra en el diccionario, etc.

Los conocimientos aportados por el lector:

  • El conocimiento de la situación comunicativa.
  • Los conocimientos sobre el texto escrito: Conocimientos paralingüísticos, conocimientos de las relaciones grafofónicas, conocimientos morfológicos, sintácticos y semánticos, conocimientos textuales y conocimientos sobre el mundo.

HABILIDADES PARA ENTENDER EL TEXTO Habilidades de vocabulario.

- Claves contextuales. - Análisis estructural. - Habilidades de uso del diccionario. - Identificación de la información relevante en el texto. - Identificación de la relación entre los hechos de una narración. - Identificación de la idea central y los detalles que la sustentan. - Identificación de las relaciones entre las diferencias ideas contenidas en el material. - Identificación de los detalles narrativos revelantes.

VENTAJAS DE LA LECTURA COMPRESIVA

  • Nos permite profundizar en el contenido del texto.
  • Favorece el proceso de memorización.
  • Podemos distinguir las ideas principales, secundarias, anécdotas y ejemplos, por lo que nos permite detectar la jerarquía de ideas.

IDEAS PARA LA APLICACIÓN

- No leas precipitadamente.
- Lee activamente, con toda tu capacidad de crítica.
- Pon signos de control siempre que consideres que hay algo importante.
- Analiza detenidamente las ilustraciones y gráficos.
- Consulta el diccionario o pregunta.
- Concéntrate en las principales ideas.
- No dejes nada sin entender Lee el título y subtítulos o apartados.
- Fíjate en expresiones como: es decir, por lo tanto, en resumen, en conclusión, por último, por consiguiente.
- Fíjate en la letra cursiva o negrita (si la hay). Así destacan algunos textos las ideas principales.
- Fíjate en la letra cursiva o negrita (si la hay). Así destacan algunos textos las ideas principales.
- Busca palabras que se repitan.
- Observa los gráficos, cuadros, tablas e ilustraciones.

RECOMENDACIONES Pre-lectura: Antes de comenzar a leer

- Observación del texto: inferir información del autor, la longitud, el año en el que fue escrito, el índice o tabla de contenidos, comentarios editoriales, etc. (es lo que se hace cuando se va a comprar o decide leer un libro)
- Observación de las partes del texto (partes, capítulos, títulos, subtítulos) y si el texto es corto, título, autor y párrafos
- Inferir la idea central a partir del título y de la lectura del primer y último párrafo - Verificar esta idea a través de la localización de palabras claves que la confirmen Establecer la idea central del texto: Si la lectura es superficial, bastaría con preguntar de qué se trata el texto. Sin embargo, a veces esto no es tan fácil de determinar. Para ello profundizamos haciendo un análisis del texto. Esto es lo que se hace cuando se lee para aprender: procesar información con una intención.
Lectura por párrafos: Proceder a la lectura por párrafos. Si no se entiende en primera instancia, relacionar lo que se capta con la idea central preconcebida producto de la pre-lectura y con nuestros conocimientos previos.
Leer para aprender: Cuando leemos con la intención de aprender, realizamos estrategias para procesar la información y pasarla a nuestra memoria a largo plazo. Es la que, al acumularse organizadamente en nuestra mente, nos permite formar nuestras estructuras cognitivas o esquemas mentales para seguir conociendo, es permanente y susceptible de recuerdo. Cuando aprendemos, procesamos información proveniente de la lectura. Así, procesar es convertir la información en aprendizaje: Proceso de percibir, relacionar, organizar, retener y evocar la información.
CONCLUSIÓN INTEGRACIÓN DE LA LECTURA Y LA ESCRITURA EN LA EDUCACIÓN Integrar la lectura y la escritura supone enseñar ambas instancias en forma correlacionada y ayudar a los alumnos a determinar cuáles son las relaciones entre ellas. Siempre que sea posible, las actividades de lectura y escritura deben ir imbricadas y no ser enseñadas como asignaturas independientes entre sí. La enseñanza conjunta de la lectura y la escritura implica:
- Enseñar a los alumnos el proceso de la escritura
- Indicarles las relaciones entre lectura y escritura..
- Incorporar las actividades de escritura como parte integral de la clase de lectura y utilizar los materiales de lectura como estímulo para la escritura.

El maestro no debe suponer que la enseñanza de la escritura mejora automáticamente la comprensión lectora y viceversa. Se debe enseñar a los alumnos a escribir, igual que se les enseña a cómo comprender mejor un texto. Pero, si los dos procesos son enseñados y relacionados entre sí en forma sistemática, acabarán reforzándose el uno al otro. Los alumnos suelen creer que lo que aprenden en el área de la lectura no guarda relación alguna con lo que realizan en el de la escritura o en otras áreas lingüísticas. Es responsabilidad del maestro indicarles dichas relaciones y ayudarles a establecer las conexiones entre todo ello. La lectura, por ejemplo, brinda a los alumnos buenos modelos a utilizar en su propia escritura.

La lectura es un mundo de fantasías y realidades que es placentero vivir, es un mundo único el cual nos nutre, nos cautiva e inspira a grandes obras y mejores formas de pensar y de vivir.

¡¡¡LEE Y APRENDE!!!

video

UNEARTE

Sección 13 Técnicas de Estudio y Tecnología de la Información y la Comunicación - Grupo 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada