Videos relacionados con las TIC

Loading...

Ultimas entradas

7 de marzo de 2010

El Subrayado

1. Definición
Subrayar consiste en poner una raya debajo de las ideas más importantes de un texto con el fin de destacarlas del resto, favoreciendo así su atención preferente por parte del lector, su mejor fijación en la memoria del mismo y un ahorro del tiempo invertido en repasar.
2. ¿Cuándo subrayar?
La técnica del subrayado debes utilizarla al mismo tiempo que la lectura comprensiva, durante la segunda o tercera lectura; pero nunca durante la primera, ya que todavía no tienes una visión de conjunto y no conoces lo que es importante. Arriesgarse a subrayar en la pri­mera lectura es arriesgarse a realizar un mal subrayado.
3. ¿Qué subrayar?
No debes subrayar todo (como hacen algunos, que lo único que consiguen con su subrayado es cambiar el color de la página) porque entonces no destacarías lo importante de lo accesorio. Con una simple raya vertical en el margen izquierdo puedes indicar que todo lo que comprende es importante. No subrayes frases y líneas enteras, sino sólo las palabras clave; y hazlo de forma que la lectura de las palabras subrayadas tenga sentido por sí misma, sin necesidad de recurrir a palabras no subrayadas. Para diferenciar las ideas principales de las relevantes secundarias, puedes utilizar diferente tipo de subrayado y así, al mismo tiempo, realizas una jerarquización de las ideas.
4. Tipos de subrayado
La técnica del subrayado es algo personal, que irás perfeccionando con la experiencia; a continuación encontrarás varios tipos de subrayado que te podrán orientar; ponlos en práctica y comprobarás sus ventajas.
a) Subrayado lineal.
Consiste en trazar líneas bajo el texto que se quiere destacar. Te puedes valer de dos bolígrafos de diferente color, uno rojo y otro azul, por ejemplo. Utiliza el azul para las ideas y detalles importantes y el rojo para las secundarias, anécdotas, ejemplos, y aclaraciones (o viceversa, si lo prefieres así).
Para los encabezamientos puedes aplicar el doble subrayado en azul (o en azul y rojo) y para las clasificaciones el doble subrayado en rojo. Hay autores que recomiendan el uso de más colores para destacar y diferenciar detalles y matices. Nosotros no lo consideramos oportuno, ya que el exceso de colorido sólo sirve para descentrar la atención del estudiante; además, mientras cambia de color, pierde un tiempo muy valioso.
Quizás prefieras utilizar rotulador, bolígrafo o lápiz de un solo color; entonces puedes diferenciar las ideas principales de las secundarias remarcando las primeras con doble trazo ====== y las segundas con un trazo sencillo _____ ó más fino.
Para los ejemplos y anécdotas, si deseas diferenciarlos de las ideas secundarias, puedes emplear líneas discontinuas -- - - - -.
b) Con signos gráficos.
Además del subrayado clásico, existen otros signos convencionales que sirven para dejar constancia de tus va­loraciones y para destacar datos importantes; los más usados son los siguientes:
O Redondeado. Se utiliza para destacar partes importantes de una enumeración o clasificación. Por ejemplo:
1º ............................................................................................ 2º ............................................................................................ 3º ……………………………....................………………………....... 4º ………………........……………………………….......…………….. Recuadro. Se utiliza para destacar enunciados, fechas clave y nombres muy importantes. Por ejemplo: ______________________________ 1492 año del descubrimiento de América. ______________________________ X Tachado. Para indicar que no interesan esos datos, porque están anticuados, contienen errores o ... ===> Implicación. Enlaza, a través de flechas, datos relacionados entre sí. Por ejemplo: el hidrógeno ===> primer elemento origen de todo cuanto existe. Su utilización es más frecuente en el esquema que en el subrayado; así: 1492, Colón ===> América I Subrayado vertical.
Para llamar la atención sobre frases o párrafos enteros que se quiere destacar. Si se pone en el margen izquierdo, indica que todo lo que abarca es importante y merece ser subrayado. Si se pone en el margen derecho acompañado de un signo, indica que el signo se refiere a todo el contenido que abarca la línea vertical; así l ? indica que todo lo que abarca la línea se pone en duda y l * que todo lo que abarca es muy importante o interesante.
? Interrogación. Para destacar párrafos que deben ser aclarados con posterioridad. [ ] Corchetes. Para acotar un texto que vas a utilizar o entresacar con posterioridad. * Asterisco. Indica que esas ideas son muy importantes o que te interesan especialmente. ¡! Para indicar tu asombro ante tales datos. I Para indicar que falta información. C Para indicar que es necesario consultar esos datos. ¡? ¡Ojo! Precaución con esta información. P Preguntar al profesor. c) El subrayado estructural
Consiste en breves anotaciones y enumeraciones que se realizan en el margen izquierdo del texto y que sirven para estructurarlo. El más frecuente es el de números o letras para realizar clasificaciones: A, B, C; 1, 2, 3. Resulta muy útil para la elaboración del esquema.
5. Ventajas del subrayado
  • Transforma el acto de la lectura de pasivo en activo, al implicarte en la comprensión y transformación del texto original y, por ello, facilita la concentración de la mente, ya que te sumerge en una tarea que recaba toda tu atención.
  • Incrementa la atención perceptiva ante las ideas subrayadas, ya que una de las leyes de la atención es la del contraste y la palabra subrayada contrasta con el resto del texto sin subrayar. Por eso no interesa subrayar mucho, para que el contraste sea mayor.
  • Evita las distracciones, al concentrar toda tu atención en una tarea. Así evitarás que la vista esté en el texto y la mente en otro sitio ajeno a lo que lees.
  • Facilita la comprensión del texto, al ordenar las ideas subrayando las frases y palabras claves.
  • Ayuda al repaso, al seleccionar lo más importante de la información aportada y evitar así que hayas de leer de nuevo todo el texto para captar las ideas principales. El tiempo invertido en subrayar lo recuperarás con creces en los sucesivos repasos.
  • Favorece la lectura crítica, al centrarla sobre los puntos de interés y no sobre los detalles.
  • Favorece la elaboración del esquema y del resumen, al tener remarcado todo aquello que merece ser destacado.
  • Ayuda a la memorización, al simplificar el tema y reducir lo que has de memorizar a lo importante, desechando el «rollo» y los datos irrelevantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada