El Arte de los Mandalas

Los mandalas son diseños circulares y concéntricos; la palabra mandala es de origen sánscrito y está compuesta por las expresiones manda (esencia) y la (concreción). Podría traducirse como concreción de la esencia. Aunque también se le define como centro, diagrama o representación simbólica. Un mándala es lo visible de nuestro mundo interior, una representación personal y cada uno de nosotros lo puede acoplar a beneficio personal, vida en general  y  hasta como técnica de estudio, sí  señores leyeron bien como- técnica de estudio- veamos cómo es esto y cómo te puede ayudar a ti para que puedas aplicar el mandala como una técnica de estudio efectiva…


¿Qué son los Mandalas?
Los Mandalas son una tradición de la cultura oriental a través de las cuales se intenta configurar de forma iconográfica y simbólica la esencia de la vida y del pensamiento humano. Cuando trabajamos los mandalas, es decir, cuando los dibujamos, pintamos o caminamos sobre ellos, esto puede asemejar un viaje hacia nuestra esencia, iluminando zonas  del camino que hasta entonces habían permanecido oscuras y ocultas. El mandala es un instrumento de pensamiento y es una forma de arte-terapia. Sus virtudes terapéuticas permiten recobrar el equilibrio, el conocimiento de sí mismo, el sosiego y la calma interna (concentración y olvido de los problemas) necesarios para vivir en armonía.

HISTORIA
 Los mandalas son utilizados desde tiempos remotos en la India y desde allí se propagaron a otras culturas orientales. En la Prehistoria, el círculo ya tenía carácter sagrado y se ha repetido con frecuencia en las primeras construcciones del hombre. La utilización de los mandalas se remonta desde los tiempos antiguos. Hay grabados en las pirámides egipcias donde muestra que utilizaban la fuerza de los mandalas para la concentración y energetización del lugar y para la meditación profunda para elevar el nivel de conciencia. Hay papiros que muestran la utilización de los mandalas dentro de las casas para mejor captación de la energía y crear ambiente de armonía y balance o para transmutar la energía negativa en positiva. También se han encontrado vestigios de las civilizaciones druidas que usaban mandalas. En la civilización china también hay varias formas de mandalas, aún hoy son usados con el sentido de generar abundancia y prosperidad en el trabajo o para fortalecer la salud. Las tribus indias antiguas e incluso en la actualidad continúan utilizando los mandalas preparados con hilos de colores y plumas de diversas aves. El primero en usar la palabra mandala en el occidente fue el psicoanalista suizo Carl Jung el cual afirmaba que los mandalas representan el mundo y la totalidad de la mente, incluyendo su parte consciente y subconsciente. Su primer mandala lo pinto en 1916 y llego a dibujar uno diariamente, para reflejar el significado de sus sueños y la situación interna del momento.

APLICACIÓN
Los mandalas se utilizan desde el punto de vista educativo porque se ha podido constatar que benefician a los alumnos y profesores de muy diversas formas ya que
  • Ayuda a expresarte mejor con el mundo externo.
  • Ayuda a cultivar la seguridad en sí mismo.
  • Desarrolla la paciencia.
  • Despierta los sentidos.
  • A través de las neuronas la energía hace función bioquímica y se activa.
  • Consciencia de la respiración.
  • Uso acorde de los sentidos.
  • Promueve la aceptación, creatividad. El mándala habla MEDIANTE EL COLOR Y LA FORMA.
  • Ayuda a la retención por medio de la concentración.
  •  Purifica tu cuerpo liberándolo de tensiones diarias.
  •  Mejora la atención.
  • Mejora la producción de ideas.
  •  Modifica la concentración.
  •  Modifica la memoria.
  • Aquieta los temores.
  • Desarrolla la creatividad.
  • Ayuda  al conocimiento de sí mismo.
  • Olvida los problemas.
  • Mejora la socialización.
  •  Mejora la comunicación.
Son muchos los beneficios que podemos tomar de un mandala. Lo mínimo que puede hacer por nosotros es ayudarnos a centrarnos cuando sufrimos de alguna alteración nerviosa, nos ayuda a relajarnos y a encontrarnos la paz en medio de las dificultades y eso en medio de un mundo tan complejo resulta imprescindible, sobre todo en el área educativo.

FORMAS DE TRABAJAR CON LOS MANDALAS
Se puede trabajar a través de la meditación y lo que nos interesa a nosotros desde el punto de vista de la educación, trabajarlos a través de la creación, es decir, a través del dibujo o coloreado de los  mandalas. La construcción de mandalas se torna eficaz como instrumento adicional y hasta resolutivo  en ocasiones, para mitigar ansiedades, estados de desorganización por crisis diversas, insomnio y estados anímicos desestabilizados.

SIGNIFICADO DE LOS COLORES
Un mandala siempre va a ser positivo sea cual sea su color, pero resulta doblemente útil, cuando nosotros ya hemos localizado algún problema, y queremos atacarlo, entonces podríamos ayudarnos eligiendo algún color determinado, el cual actuaría de manera directa, acelerando el proceso de curación. El uso de los colores en los mandalas también tiene un significado especial. Su uso está relacionado con el estado de ánimo de quien los pinta o dibuja.
Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección.
Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia.
Gris: neutralidad, sabiduría, renovación.
Rojo: masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.
Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.
Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad.
Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.
Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo.
Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría.
Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza.
Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.
Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.
Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar.

FORMAS Y SU SIGNIFICADO
Los mandalas no son simples dibujos de colores. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Conoce algunos de los más utilizados:
Círculo: movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.
Corazón: sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.
Cruz: unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.
Cuadrado: procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.
Estrella: símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.
Espiral: vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.
Hexágono: unión de los contrarios.
Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.
Mariposa: autorenovación del alma. Transformación y muerte.
Pentágono: silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.
Rectángulo: estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.
Triángulo: agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro)

TÉCNICA
Si nosotros queremos construir un mandala, debemos tener en cuenta su esquema básico: Un círculo y cuatro puntos cardinales. Obviamente esta no es una regla estricta que no se pueda romper, también puede ser que en lugar de que su base sea un círculo puede ser un triángulo, un cuadrado, o un octágono. A partir de ahí podemos diseñar nuestro mandala y esto es ¡cuestión de creatividad! puedes decorarlo con imágenes místicas como el símbolo del ying-yang, una cruz, la estrella de David, lunas, estrellas, el sol, flores, aves, paisajes, nubes, figuras geométricas…

LA UTILIZACION DE LOS MANDALAS EN EL AMBITO EDUCATIVO
El coloreado del mandala puede ser realizado por todo el mundo, niños o adultos, sepan o no dibujar. Cada uno escoge los colores en función de su estado de ánimo, la intensidad del color, los diferentes materiales para colorear: acuarela, tintas, rotuladores, lápices de colores, etc. A la hora de pintar, se respetará la dirección con la que se empezó y se pintará hasta que se considere que el mandala está terminado. Hay técnicas variadas, todo dependerá del estado de ánimo y de lo que se desea que el mandala transmita. Si se necesita ayuda para exteriorizar las emociones, se deben colorear de adentro hacia fuera; si se desea buscar el propio centro, se pintará de afuera hacia adentro. Los mandalas ayudan a la formación de la inteligencia, del razonamiento, del control y dominio del cuerpo; todo ello desde un prisma de predominio del pensamiento divergente o creativo.

Mandalas como estímulo al aprendizaje
O. K. Moore ha demostrado que cualquier persona ya sea alumno o profesor es capaz de alcanzar un nivel de rendimiento notable si se le confronta con los estímulos necesarios. Los mandalas suponen un estímulo motivador para cualquier aprendizaje del currículo educacional.

Mandalas como medio de expresión
A través del dibujo, del color, el alumno o profesor se expresa. Expresa su mundo interior, pensamientos, ideas, estados de ánimo y relaciones con el mundo de un modo cada vez más complejo, desde los primeros garabatos, a las creaciones artísticas más abstractas y elaboradas desarrollando con ello la psicomotricidad eficaz.

Mandalas como medio de comunicación.
Los alumnos y profesores pueden utilizar los recursos de la Expresión Plástica para desarrollar procesos de comunicación. A través de formas y colores utilizados con una u otra intención, se busca comunicar con los demás, comunicar su interpretación de la realidad, proyectar sus impresiones a través de las imágenes de sus dibujos, se intenta comunicar a los interlocutores la realidad de un mundo interno que se necesita para compartir con los demás.

Mandalas como medio de producción.
Desde los garabatos, los remolinos o las esferas, a las producciones de mandalas más elaboradas, la persona va evolucionando en su creatividad productiva y la habilidad psicomotriz. En un análisis de la producción gráfica, Arnheim observa que los ángulos sustituyen curvas, la continuidad a la discontinuidad, comenzando por el uso de figuras esféricas para pasar después a trazos rectos. La producción plástica es una faceta importante para el desarrollo integral.

Mandalas como técnica de relajación.
Ante un problema, uno se puede relajar verbalizándolo o expresándolo de manera no verbal, ya que el mandala es muy útil a la hora de expresar emociones y sentimientos. Tradicionalmente, la educación es analítica, todo tiene una relación de causa a efecto, los procesos siguen una lógica definida. Con ello se trabaja casi en exclusiva el hemisferio cerebral izquierdo, que procesa la información verbal, codifica y de codifica el habla. Se ha dado muy poca importancia al hemisferio cerebral derecho, que se dedica a la síntesis y combina las partes para formar un todo. La expresión en este hemisferio no es verbal, sino por imágenes. Actualmente se dedica más tiempo a la expresión plástica, a la creatividad y a la expresión artística. Trabajar la educación artística de forma sistemática es abrir a  la persona a un mundo en el que la fantasía y la percepción multisensorial serán para él nuevas posibilidades de enriquecimiento y de expresión.

Mandala como medio de superación de situaciones emocionales negativas - fobias, ansiedad, temores nocturnos, acosos escolares, experiencias traumáticas.
Mientras se pinta, en el subconsciente desaparecen los problemas, porque nos encontramos en un estado de total relajación y concentración. Las respuestas de reacción a estados emocionales negativos van desapareciendo y poco a poco se transforman. El  mandala puede ser un medio de autoterapia.

 Ahora que sabes todo esto y has adquirido un rico conocimiento, veamos cómo son algunos ejemplos de la aplicación del Mandala como técnica de estudio en cuanto a los PNF de Danza, Teatro, Artes, Plásticas, Artes audiovisuales y Educación de las artes.


Click en los enlaces para ver los ejemplos


Click en los enlaces para ver los ejemplos 

Comentarios

  1. Andrea Osorio6/4/15

    Me parece increíble los mil y un usos que tiene la mandala, el provecho que se puede obtener en el ámbito educativo y el desarrollo del arte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA CRUZ CATEGORIAL

Notas Marginales

Síntesis