Técnica de Relajación


     La Relajación es una técnica cuyo fin es conseguir el decremento de la tensión muscular, y a su vez, neutralizar las sensaciones de ansiedad mediante la reducción de los síntomas somáticos (físicos u orgánicos) que la acompañan. El individuo identifica una serie de músculos y se le entrena para que diferencie entre las sensaciones de tensión y las de relajación profunda, realizando ensayos repetidos hasta conseguir los efectos deseados. Es una estrategia muy usada para el control de las manifestaciones orgánicas del estrés.

     Existen varios tipos de técnicas de relajación, por ejemplo: La clásica o aplicada, se utiliza mayormente en situaciones específicas como la ansiedad, a través de este método la persona consigue una relajación relativamente rápida y en diferentes posiciones (acostado, sentado); la progresiva, hace énfasis en la tensión y relajación de los músculos, permite experimentar lo que se siente cuando el músculo esta tenso y cuando está relajado; la pasiva,procura solo relajar un grupo de músculos; la autógena, se basa mas que todo en la auto hipnosis, se trata de una serie de frases que el sujeto se va repitiendo a sí mismo y que inducen a sensaciones de pesadez y calor en las extremidades, confianza, concentración en la respiración y regulación de los latidos del corazón. En el siguiente link se puede encontrar más información sobe esta técnica y una explicación más detallada del proceso.

Otro método de relajación conocido es el yoga, que de por sí, es una de las practicas más extendidas en el mundo. Con la visualización de imágenes positivas se contrarrestan estados de tristeza y se alejan las preocupaciones. Con el yoga, también se consigue una relajación física, mental e incluso espiritual.



La relajación como técnica de estudio es muy sencilla de aplicar que puede ser de mucha ayuda para eliminar el nerviosismo, estados de tensión y ansiedad que se pueden presentar en muchas situaciones de la vida. Es muy aconsejable para los alumnos ansiosos y preocupados. Se recomiendo practicar cada día una o dos sesiones de relajación de diez o quince minutos aproximadamente. Para poder relajarse es recomendable realizar los siguientes pasos: Buscar un lugar silencioso y solitario, si es posible, escoger un ambiente natural (el azul del cielo y el verde del campo son colores mas relajantes), evitar las molestias de calor y frío pues impiden la concentración. Es bueno que el estudiante conozca algún ejercicio de relajación que le pueda ayudar a rebajar la tensión, especialmente en épocas de examen.


La relajación puede usarse en todo tipo de situaciones, estilos de vida o carreras, incluso en la música, esta técnica es muy buena para tratar problemas como: Ansiedad o nerviosismo antes de un recital o concierto solista, altos niveles de estrés por la cantidad de horas de ensayo o actividades académicas, los nervios antes de una audición, entre otros. Si se utiliza de una manera eficaz y adecuada el músico puede superar todo esto.


 
Reyes Lucila / Rico Ambar 





Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CRUZ CATEGORIAL

Notas Marginales

Síntesis